30 de enero de 2016

Vivir con dolor

En mi visita al Hospital de Cruces, en Bilbao, además de esperanza, me dieron unas nuevas pastillas para el dolor, ya que los antiinflamatorios convencionales no me causan alivio alguno. En concreto me recetaron Tramadol.

Pese a vivir con fuertes dolores, diariamente, preferí no tomarlo hasta no tener un ataque de los demoledores, pues el hecho de que las pastillas fueran opiáceos me echaba para atrás, y por qué no decirlo, tenía pavor a los efectos secundarios.

En el mes de Diciembre, el ginecólogo de Santander, me recetó Sibilla -píldora anticonceptiva cuya misión era dejarme sin la regla para así intentar frenar la #Endometriosis - y tras su ingesta, durante varias semanas, tuve que terminar visitando el servicio de urgencias del hospital materno, donde me derivaron a las urgencias del Hospital Marqués de Valdecilla, por un fuerte dolor de cabeza, efecto secundario de la píldora.

Allí me tuvieron que dar inyecciones para el dolor, poner gotero y me suprimieron el consumo del medicamento -meses después el Neurólogo revelaría que no puedo tomar estrógenos-.

Tal vez ésta experiencia previa, tan dolorosa, me empujó a ser prudente. (También influyó que, la ginecóloga bilbaína, me advirtiera de todos los efectos secundarios que podían aflorar con éstas pastillas para que estuviera alerta).

La noche del martes se presentaba interesante. Mi ovario derecho estaba a punto de explotar, la pelvis se retorcía de dolor y la presión, en el recto, hacia que se me saltaran las lágrimas.
Resultado de imagen de efectos secundarios medicamentos
Aprovechando que Cachorro dormía, repté a la cocina, me colgué de la caja de las pastillas y me tomé mi primer Tramadol.

Volví a la cama. Aún pasaría 1 hora hasta que hiciera efecto, así que respiré profundo y, no sé en qué momento, me dormí.

Ya hubiera llamado Cachorro llorando, que estoy segura, no me hubiera enterado de nada.

A la mañana siguiente, Mufasa, llegó de su turno de noche y atendió a Cachorro, por aquello de dejarme dormir al máximo, pues sabía de mi mala noche.

A las 8 de la mañana me despertó. Algo no iba bien.

Me costaba abrir los ojos, los tenía como hinchados por dentro, una sensación muy desagradable. Pero fui al baño como cualquier otro día.

No tarde ni medio segundo en notar que se me iba la cabeza. Alcé la vista y estaba blanca.

Apoyándome en las paredes fui al salón, en busca de ayuda.

Mufasa me abanicaba mientras un sudor frío recorría mi cuerpo. El mareo era tal que la dulce voz de Cachorro me molestaba.

Parecía que con el aire se me pasaba.

Me levanté a preparar el almuerzo del pequeño y ya no pude.

Salí corriendo de la cocina a tirarme en la cama. Sentía que me desmayaba.

Os imagináis esto sola con el niño...

Así que esa mañana, sin dormir, habiendo salido a las 6 de la madrugada, tras un turno de 8 horas, Mufasa, llevó al niño al colegio y me dejó en la cama.

Allí estuve, sin moverme, hasta las 19:00 horas (momento en el que ya podía estar sentada sin angustia). Cada vez que me movía me daban náuseas y me mareaba como nunca lo había hecho.

Creí que con una sola dosis ningún efecto secundario se manifestaría, estaba equivocada.

Ahora sé, tras leer foros y buscar en la red, que hay mucha gente adicta a éste medicamento y que los efectos secundarios pueden surgir desde la primera toma, como es mi caso.

Es una lástima porque me quitaron el dolor de maravilla, tal fue así que, aquella mañana, me tome otra pastilla por si el mareo nada tenía que ver con la medicación.

Obviamente, estaba equivocada. Con aquella segunda pastilla empeoré, aunque se calmó el dolor.

Ahora entiendo a la ginecóloga cuando me dijo que hiciera la prueba y valorase que me compensaba más, si vivir sin dolor o con los efectos secundarios.

Resultado de imagen de dolor cronico

Ganó el dolor, otra vez.

18 comentarios:

  1. Pues como tú dices sí que es una lástima que no te sienten bien; yo sé que poco a poco cada vez tengo más dependencia del Tramadol pero por suerte no me provoca ningún efecto secundario y es gracias a estas pastillas que más o menos puedo llevar una vida normal. Si de algo sirve te mando todo mi apoyo para que superar cada día no sea tan cuesta arriba como a veces se hace tener tantos dolores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh muchísimas gracias por tu comentario y, sobre todo, por tu apoyo, Blanca. Me alegra saber que hay a quien no les va mal, a nivel efecto secundario, con ellas, después de todo lo que he leído por la red .... buffff

      Es una faena la dependencia :( Pero poder tener una vida medio normal no es poca cosa.

      Un abrazo gigante!!! No olvides nunca que eres una campeona y que esto no podrá contigo.

      Besines ;)

      Eliminar
  2. Yo solo me llegue a tomar una pastilla de tramadol.me la tome por la noche y me acoste.fue lo peor porque aun tumbada en la cama y con los ojos cerrados la habitacion me daba vueltas.a la mañana siguiente yo no era persona.asi que decidí como tu... vivir con el dolor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es muy fuerte lo mal que se pasa Marieta!! Parece mentira que una dosis la pueda liar tanto 😖

      Creo que fue una decisión sabía y dura, la tuya. Pero nos merecemos algo mejor así que .... Que no pare la lucha de dar con ello 💪

      Un abrazo bien fuerte.

      Eliminar
  3. Anónimo31/1/16 4:17

    Hola. Me pasa lo mismo, no puedo tomar tramadol. Por reyes me ingresaron en la residecia (Hospital cantabria que se cae a cachos) y optaron por enantyum con paracetamol por vena... pero ni por esas...
    Suerte. Pero esto es una angustia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola paisana. No sé quién te llegó a recetar Tramadol, pero viendo que te daban opiáceos para el dolor no se que pensaban lograr con enantium y paracetamol... En fin.

      Cuando me operaron, el octubre pasado en el mismo hospital, me inyectaron un paracetamol que dolía al pasar por vena!!!! Increíble!!! Y las enfermeras lo sabían pero....

      Desconozco qué grado tienes o quien te lleva en ginecología. Pero en el servicio cántabro de salud nos corresponde una segunda opinión, por eso solicité la derivación al Hospital de Cruces, pues tiene unidad multidisciplinaria de Endometriosis. No ha sido un camino fácil pero estoy muy ilusionada.

      Así que yo te animaría a ello.

      Mucha suerte!!!!

      Eliminar
  4. Desgraciadamente antes de que un ginecólogo me recetara Tramadol para mis dolores ya lo habia hecho un neurologo para mis migrañas; mi experiencia fue muy parecida a la tuya: mareos, nauseas, ansiedad... asi que no tome mas. Pero jamas dejare, o al menos reconocere que me gane el dolor; siempre digo seran muchas veces las que caiga(llore) pero SIEMPRE me levantare. Ánimo campeonas somos fuertes y podemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo con el neurólogo tuve suerte y a la primera acertó con el tratamiento. Pero es jodido esto de la prueba error.

      La verdad que no verme sola, o única, ante esta situación me da tranquilidad. Pues muchas veces me hacen sentir que soy una "neuras"

      Obviamente nunca hay que dejar esta guerra ¡Moriré luchando! ¡Siempre! ;)

      Eliminar
  5. Esto del dolor y las pastillas...que complicado!! El Tramadol lo conozco, como casi todo lo que se ha inventado para el dolor, y casi siempre he optado por esperar a una crisis para tomarme nada y dejar el dolor diario ahí... Ahora ya estamos con opiaceos y morfinas, y yo misma me refreno, para ir lo menos "drogada" posible. A veces hay que elegir entre dolor y lucidez. Mucha Salud!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno complicado... yo lo veo fácil, no puedo permitirme tomar opiaceos que me hagan estar tirada en la cama todo el día, como me ha sucedido con el Tramadol. Desconozco si otros de otro laboratorio me causarán los mismos efectos secundarios, pero imagino que sí. No puedo dejar de ocuparme de mi hijo de 5 años por culpa de una droga. Vivir con dolores de 20 a diario es la repera, claro que sí, pero al menos puedo llevarlo al colegio.

      Entiendo perfectamente lo que dices, una misma mejor que nadie sabe cómo proceder ante la situación que vivir con dolor nos plantea. Ojalá existiera el fármaco perfecto, que nos quitara el dolor y no nos drogara.

      Mucha salud y sobre todo fuerza para ti, Rocio.

      Eliminar
  6. Hola chicas!
    Como comenta Blanca García, soy de las "afortunadas" que no le sienta mal el Tramadol. Alguna vez me deja un poco somnolienta, pero nada que no pueda arreglar una siesta ;-)!
    Para mí fué un gran descubrimiento, me rescata en los momentos que el dolor se convierte en insoportable... Ánimo y suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro un montón Almudena!!! Es genial leer que te va bien. Ya sabes cada persona un mundo ;)

      Estoy segura que algo encontraremos que nos vaya bien y nos recate :p

      Mil gracias por compartir tu experiencia.

      Un besazo

      Eliminar
  7. Anónimo1/2/16 0:37

    A mi me ingresaron en el hospital por dolor fuerte durante la regla (lo confundieron con apendicitis...) y como el paracetamol y el enantyum no me quitaba el dolor, decidieron ponerme tramadol en vena.
    Me quito el dolor, pero me pase mas de 10 horas vomitando cada 5 minutos. De hecho ya no me dolía y no me querían dar el alta porque no dejaba de vomitar.
    El caso es que me dijeron que tuviera tramadol a mano para tomarlo de rescate en caso de necesidad y mi médico de cabecera me receto unas pastillas mezcla de paracetamol y tramadol, que son más flojas por que las otras (solo tramadol) me dijo que eran muy fuertes y que no se fiaba.
    El caso es que la que no se fía soy yo y prefiero no tomarlas.
    En fin chicas ya vendrán días mejores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es normal que después de una experiencia tan mala como la que viviste, ahora, no te fíes. A mi me pasaría igual. Espero que des con lo que te vaya bien y te ayude a llevar los dolores del horror.

      Un abrazo muy fuerte!!!

      Eliminar
    2. Anónimo7/2/16 11:01

      Si, lo encontré, la píldora (danielle). Eso sí, por ahora nada de tener hijos... No se puede tener todo supongo.

      Eliminar
    3. Vivir sin dolor es muy importante pero muy ingusto tener que renunciar a tener hijos, al menos por ahora. Yo sufro infertilidad secundaria gracias a la endometriosis, así que no puedo tener otro hijo. Es muy duró, para mi lo más duro de todo esto.

      Eliminar
  8. a mí el tramadol me va genial. sin él estaría viviendo con dolor constante. una duda, cómo descubrió tu neurólogo que no pueden quitarte los estrógenos. tuve que dejar el danazol tras mes y medio porque me daba mareos, dolor de cabeza y me deprimía mucho y ahora me han dado sibilla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Precisamente a raíz de empezar a tomar sibilla comenzaron unos dolores de cabeza impresionantes y tuve que acudir al servicio e urgencia del hospital. Allí me aconsejaron dejar el sibilla. Y cuando me vio el neurólogo me dijo que con migraña crónica con aura está desaconsejado el uso de estrógenos por lo que no puedo tomar según que anticonceptivos. Hoy en día me están inyectando Decapeptul de forma mensual y tomó boltin para paliar los sofocos y demás efectos secundarios que conyeva una menopausia clínica o inducida. No obstante me van a operar en poco para practicarme una historectomia total + extirpar ovario y trompa derechos así como.quitarme placas de endometriosis grandes ubicadas entre útero intestino y demás. Así que como ves ni las analgesias ni las terapias hormonales me alivian el dolor y todo sigue creciendo ;)

      Eliminar

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...