2 de mayo de 2017

Cámara oculta

Hace mucho, mucho tiempo, en una galaxia no muy lejana.....
Así bien podría empezar una novela de ficción, aventuras y acción; o el post de algún blog de temática cinematográfica, por ejemplo.

En muchas ocasiones la realidad supera la ficción, con creces.

Cuántas veces has sentido que ésto no te estaba pasando a ti, que era obra de un mal guión de serie B, que seguro había una cámara oculta escondida tras un árbol. ¿Cuántas?  

Pues eso es lo que me sucede a mi, demasiado a menudo, desde que soy madre.

Por suerte o por desgracia tengo un hijo educado, con gran corazón, que siempre piensa en el bien estar ajeno ante poniendo el suyo propio.

Así que cuando ayer jugaba, con sus pistolas, en la terraza de una cafetería, a pie de playa, y sintió que un niño más pequeño no le quitaba ojo, se le acercó y le prestó una de sus armas.
"El poder de compartir entre los niños es inmensamente proporcional a la cara dura de la madre".
Un buen rato estuvo jugando con el niño hasta que de pronto volvió sin niño ni pistola.

Al parecer la mamá del otro niño se había ido a pasear por la playa, con su hijo y demás familiares, sin atender a la petición de mi Cachorro, de devolución del juguete.

Alucinada es poco.

Tener que tranquilizar a mi hijo, ir tras la otra familia playa mediante y pedir el juguete me pareció de cámara oculta.

Eso sí, ni la madre, padre o demás familiares allí presentes se pusieron colorados, un "ah! Si, toma" fue todo lo que recibí ante mi demanda de devolución.

¿Alguna vez has vivido un episodio parecido? En mis casi siete años de maternidad creo que éste ha sido mi Top-1.
Resultado de imagen de compartir juguetes niños

4 comentarios:

  1. Anónimo3/5/17 23:53

    Mis padres una vez le dijeron a una señora en el parque que por favor sacara a su perro de la zona de juegos de los niños y la señora les contestó que no lo iba a sacar porque su perro era muy limpio y había niños más sucios que su perro. Y así lo hizo, se quedó en el parque con sus hijos y su perro sin correa.

    Y también una vez en el parque había un niño todo el rato quitándole los jueguetes a mi hijo que por entonces tenía unos dos años (le arrancaba los juguetes de las manos) y la madre allí al lado sin hacer ni caso, como si no fuera con ella. Hasta que tuvimos que intervenir y pedirle al niño que devolviera sus juguetes a nuestro hijo y entonces ahí la madre se mostró indignadísima por lo que le decíamos a su hijo y dijo que se marchaba del parque.

    En fin, yo alucino con algunos padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que es para alucinar. Muchas veces nos echamos las manos a la cabeza por la actitud de algunos jóvenes pero viendo estas cosas de los adultos en el parque .....

      Muchas gracias por compartir tus vivencias conmigo 😉

      Eliminar
  2. Qué mal, una cosa es que no te hayas dado cuenta, pero se pide disculpas, hombre! ><

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que menos después del paseo que me di tras ellos >.<

      Eliminar

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...