7 de octubre de 2014

El precio del saber

Hoy despertaba leyendo éste post de La Gallina Pintadita y me he sentido tan identificada que he creído debía compartirlo con todos vosotros.

En mi caso llevamos así algo más de un mes, que se dice pronto, justo con la llegada de la vuelta al cole. 

Ayer mismo acudí al pediatra, pues me comenzaba a preocupar el hecho de que Cachorro no comiera nada en todo el día -sé que esta afirmación suena exagerada pero creedme, no es así, una cucharada de lentejas para todo un día de actividad, a mi no me parece suficiente- Tras pesarlo y ver que había engordado, algo más de un kilo desde el mes de julio, le hizo pensar que está bien nutrido y que tal vez, su inapetencia, sólo tenga que ver con el colegio. No porque no quiera ir, que va feliz, si no porque le causa mucho nerviosismo y tensión. La pediatra puso un ejemplo claro: "hay adultos que ante temas que les preocupan comen impulsivamente y otros que dejan de comer porque se les hace un nudo en el estómago, pues los niños igual".

Si lo pensamos detenidamente tiene mucha lógica y me parece una valoración excelente, no obstante, para no descartar nada, debemos tomar nota de todo lo que come durante una semana y el próximo lunes volver a consulta para valorar.

Es gracioso, desde que hemos ido al médico, Cachorro, está comiendo normalmente. No sé si será que se le está pasando el nerviosismo por la vuelta al colegio o que la visita al médico le ha hecho que se le active el apetito. Lo que si es cierto es que el desayuno cuesta mucho. Y toda la culpa es mía, según me dejó ver la pediatra, pues en verano le he dejado desayunar a su ritmo, a la hora que le apeteciera y sin presión alguna. Ahora pago las consecuencias, pero... todo se puede recuperar con trabajo y esfuerzo, como todo en la vida.

fuente
Tal vez lo que más comparta con La Gallina Pintadita es ese sentimiento de agotamiento y de culpa, sentir que lo estoy haciendo mal por perder la paciencia, por exigir con cara de perro. Y es que Cachorro no me lo pone nada fácil, ultimamente. Mandarle hacer algo es casi misión imposible, no te escucha. La obedencia es un adjetivo que quedó en el olvido y, me crispo. 

Había pensado que mi mal humor, de éstos días, para con él, se debía a que la Endometriosis me tiene chamuscado el disco duro, pero leyendo a otras madres que están pasando por esta bonita etapa, me hace pensar que la vuelta al cole pasa factura a todos.

Vosotros ¿habéis experimentado algún cambio notable, en vuestros hijos, desde que empezara el colegio?

26 comentarios:

  1. Me encanta tu post, mi hija si está nerviosa unas veces come muchísimo y otras nada y la verdad es que las primeras veces me asustaba un montón pero al final acabas sabiendo que pasa y no te preocupas tanto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sheilaa, creo que tienes mucha razón, lo importante es aprender a identificar qué pasa, intuía que tendría que ver con la vuelta al colegio pero ya sabes cómo somos las madres, por si acaso pediatra al canto jjjj.

      Eliminar
  2. Muy bueno, lo comparto hoy en el repaso de Blogs de Papás y mamás de Bebés y más.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ooohhh muchísimas gracias!!!! ya sabes que me hace muchísima ilusión que me tengáis en cuenta en vuestro repaso a Blogs, y es todo un honor, máxime después de mi parón blogueril. Así que gracias, gracias y mil veces más gracias Armando.

      Eliminar
  3. mum_in_troubles7/10/14 15:54

    No sabía que les pudiera afectar tanto el colegio pero tiene su lógica para ellos es díficil expresar las emociones y no siempre es fácil entender que les pasa. Una mamá me dijo que todas las etapas son complicadas y tendrémos que "pelear" con ellos siempre, cuando tienen 2 la crisis de los 2, luego el colegio, luego la preadolescencia, la adolescencia.................. esperemos no perder mucho los nervios.
    Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese esperemos ;D La verdad que el esfuerzo, desesperación y frustación maternales siempre tienen su recompensa, aunque en ocasiones lo veamos todo negro, no es para tanto.
      Bess

      Eliminar
  4. Qué fuerte... espero que vuelva a ser obediente pronto y que sea tan solo una etapa. Por supuesto, que coma bien!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero yo también jajajajajajaja Creo que está sobre excitado todo el día y por eso se bloquea pero... lo conseguiré jur jur jur

      Un besazo enorme

      Eliminar
  5. ¡Ay! Hoy te leo, amiga... y yo estoy igual. Cara de perro, órdenes, enfados, gritos, y culpa. Mucha culpa. Porque creo que lo podría hacer mejor pero no sé cómo.

    Espero que pase pronto. Mientras tanto... tendremos que lidiar con nuestros sentimientos (y con ellos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aissss veo que estamos todas parecidas :( Yo también deseo, de todo corazón, que vuestra etapa también pase pronto y dentro de nada nos riamos de todo esto que hoy nos frustra.

      Y mientras tanto.... arriba el guasap jajajajajajaja

      Eliminar
  6. Marta García8/10/14 9:51

    Pues yo un cambiazo! Mi peque nunca ha sido de dormir mucho... y hasta el año pasado su hora de dormirse eran las 11... y incluso más! Ahora el cole mano de santo, a las 8:45 incluso pide ir a dormir, y nunca ha superado la barrera de las 21:15 de estar ya dormido.... un gustazo! Eso si, hay dias que a las 6.30 lo tengo ya en pié... pero bueno :P

    Para la comida siempre ha sigo un glotón, así que si un día no come pues no come. Pero claro si fuera tanto tiempo como el tuyo... mira la parte positiva, el cole le encanta y por eso está tan emocionado que ni quiere comer ;)

    Ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en eso te tengo que dar la razón, Marta, en ese sentido a nosotros también nos vino fenomenal. Es de agradecer que se vayan pronto a la cama pese a los madrugones, que aunque sea a las 6:30 siempre es mejor que trasnochar y tener que madrugar lo mismo :p Aunque creo que el "truco" en nuestro caso fue cuando dejó de echar siesta, ahí es cuando empezamos a disfrutar de noches completas de descanso desde bien tempranito, el agotamiento es así jajajaja

      Por aquí también amanecemos sobre esa hora así que nos da tiempo a muchas cosas antes de ir al colegio :D

      La verdad que es una maravilla ver lo feliz que va este año en comparación a lo mal que lo pasaba el año pasado, así que te haré caso y veré el lado positivo y dejaré los agobios a un lado.

      Eliminar
  7. La bichilla aún no va al cole ni a la guardería. Sin embargo, no sé si será por el otoño o por qué pero no hay forma de que se tome u desayuno: el pan, galletas, jamón o queso, todo lo esparce por el suelo. ¡Menos mal que aún seguimos con la teta! Y que el resto de las comidas sí las hace con normalidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, menos mal que el resto lo hace y bendita teta ;D

      Eliminar
  8. ¿Algún cambio?¿por donde empezar?invitame a un café y te cuento...ánimo!!

    ResponderEliminar
  9. Vaya, parece que cuando nace una madre, nace siempre con culpa...y esta no se va nunca! Debe ser difícil los cambios para todos, ¿pero qué esperaba la pediatra? ¿Qué hicieses el mismo horario en invierno que en verano? ¿Acaso ella lo hace? La verdad es que hay comentarios que pueden hacer mucho daño. La culpa no es tuya, no es de nadie, seguro que es un periodo de adaptación y seguro que pasa pronto.
    Creo que siempre hay que pensar de esta manera¿esto que hago funciona? Si no, hay que pensar en cambiar de estrategia. La maternidad ayuda a la creatividad lo que no está escrito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un millón de gracias por tu comentario, pues aunque en el fondo lo sé, siempre viene bien que te lo digan ;D
      Tienes toda la razón del mundo mundial!!!!
      La creatividad la tengo a tope desde hace 4 años jajajajajaja

      Un vez más gracias por tu comentario.

      Eliminar
  10. ufffffffffffffff, la vuelta al cole... yo he notado que las malas influencias de la clase han vuelto a hacer mella en el comportamiento de mi hijo y vuelve a ser bastante contestón, nos vacila y se pone muy chulito. Me llevan los demonios.
    Por lo demás, soy de las que madrugo un poco más para que les de tiempo a desayunar porque tienen que estar bien despejados para que les entre por lo menos un vaso de leche.
    ánimo... seguro que para navidades se ha pasado todo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buah!!!! eso es una de las peores cosas, yo tampoco puedo con ello. Se trasforman pero creo que lo hacen al estar en casa pues en el colegio, o al menos Cachorro, se porta bien, espera ha llegar a casa para hablar como el hijo de carbonero o vacilar a su pobre madre jajajajajaja

      Nosotros nos levantamos de serie entre las 6:30 / 7:00 para entrar al colegio a las 9:00, creeme, levantarme antes no es una opción para mi cuerpo serrano y creo que para el chiquillo tampoco.

      Hoy innové y le di para desayunar chorizo y queso, se ha puesto las botas, tal vez este sea nuestro truco :D

      Eliminar
  11. Que post más chulo!! Si la autocrítica y la culpa ayuda poco a sentirnos estupendas upy si encima se junta la vuestra al colé... Pues la pacienciahttp://bluemarydream.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias :D
      La verdad que sí... santa paciencia

      Eliminar
  12. Creo que nos exigimos demasiado como madres, la verdad. A mí me cuesta que Peque sea obediente desde siempre. Tiene el caracter fuerte, y cada vez más, y es lógico que le ponga cara de perro, al menos a mí me lo parece.
    Procuro no gritarle, pero sí que le "riño", y de verdad, no creo que le traumatice. A mí me reñían de pequeña y a pesar de ello recuerdo una infancia muy feliz y adoro a mis padres.
    En cuanto a lo de la comida, que es un tema que es normal que te preocupe, me alegra que Cachorro ya esté comiendo mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sabes qué te digo? Que tienes razón, somos nuestras peores jueces y verdugos. Yo también creo que es inevitable reñir, yo riño igual que tu y me riñeron a placer y tampoco tengo un trauma :D

      Respecto a la comida tuve que volver al pediatra y nos dio unas cuantas pautas, muy buenas, para corregir conductas, pero bueno esto me daría para post :p

      Eliminar
  13. Mi Pintinta aón no va al cole pero sí ha dejado de comer ultimamente por la llegada de su hermano.A mí la pediatra me dijo que nosotros decidimos qué comen y ellos cuánto. Y que se le pasaría. Pero es dificil dejar que apenas coma.
    Respecto a la culpa: parece que nos cuesta dejarla a un lado.Yo tambien me crispo y voy a cara perro para seguidamente lamentarlo y sentirme culpable por no haber encontrado otra forma. Pero somos humanas y no mamas de laboratorio.¡¡ Así que somos geniales aún con nuestras caras de perro ocasionales!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotros la Pediatra nos ha dicho que no demos la menor importancia al hecho de que no coma, que no hablemos de ello delante de él, que cuando él nos diga que no quiere le quitemos el plato con una sonrisa y sigamos con la conversación como si nada. Nos dice que no hay que mostrar ningún sentimiento hacia el hecho de que no coma porque si lo hacemos le estamos dando el poder y eso no es bueno para ninguna de las partes. Lo cierto es que desde que he puesto en práctica algunas pautas y consejos, Cachorro está comiendo muchisimo mejor, dejando platos vacios en muchas ocasiones. Así que mucho ánimo, supongo que la llega de un hermano les da la vuelta a su mundo.

      Respecto a la culpa, creo, que yo misma no lo hubiera expresado mejor, así que me quedo con "somos humanas y no mamas de laboratorio" (me ha encantado)

      Eliminar

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...