15 de abril de 2014

Santillana del Mar

Es la villa de las 3 mentiras, pues no es Santa, no es llana y no tiene mar, además de ser uno de los pueblos más turísticos y visitados de la Sábana. 

Siempre que pienso en Santillana me invade un sentimiento de felicidad, pues recuerdo lo mucho
fuente de la imagen
que me gustaba ir, de pequeña, a ese puebluco tan especial de calles empedregadas, en el que nunca veía ni una vaca y que tenía cafeterías en jardines de naranjos. 

Además, siempre que íbamos a pasear por sus calles plagadas de Románico, acabábamos visitando el Zoo de Santillana, broche perfecto para un día en familia.

Hoy la madre soy yo y, con éste recuerdo en la memoria, quise llevar a Cachorro a pasar una tarde a la villa mentirosa, que no al Zoo.

Santillana del Mar está exactamente igual a como yo la recordaba. Tal es así que siguen cobrándote 2€ por aparcar el coche en el único aparcamiento del pueblo y sigue teniendo esas pequeñas tiendas de recuerdos a cada paso, recargadas a más no poder y en las que es imposible no entrar si vas con tus hijos, como imposible es no sacar la cartera pues seguro que ellos quieren llevarse un recuerdo de su paso por la Villa, cualquier cosa. Aun recuerdo la porra de madera que compró mi hermano en una ocasión "Alarma Antirobo" rezaba en ella, y como esas mismas porras son hoy el objeto de deseo de Cachorro.

Pero en Santillana hay muchas cosas que afortunadamente siguen estando iguales y una de ellas es la Colegiata de Santa Juliana, un tesoro del Románico en donde reposan los restos de la Santa.

fuente de la imagen
Como no hay mucho que hacer, con niños, por éstos parajes pensé en visitar el interior de la Colegiata, pues aun recordaba cómo me gustaba perderme por su claustro o cuánto aprendí de sus columnas en las excursiones del colegio. Pero cual sería mi sorpresa al descubrir que, en la actualidad, cobran la friolera de 3€ por persona para poder entrar a ver el claustro y la iglesia. Aunque pensándolo con frialdad hace años ya tuvo que pagar mi madre, niños incluidos, para poder recorrer la impresionante Catedral de Notre Dame en París -obviamente no es comparable por mucho que la Colegiata fuera declarada monumento nacional-

Así que, con 3€ menos, seguimos paseando en busca de algo realmente interesante que poder ofrecerle a Cachorro, pues dentro de la iglesia todo lo molón estaba prohibido, y así es como topamos con la oportunidad de montar en ponny por 5€ -todo tiene un precio-


Si dijera que no mereció la pena mentiría vilmente. Cachorro galopó cual vaquero. Disfrutó muchísimo de sus 20 minutos a lomos de Pinto, pese a que su amigo equino tenía más ganas de comer que de caminar. Pero que le quiten lo bailao al felino.

Con la sonrisa perpetua caminamos en busca de una terraza de esas que yo recodaba, una terraza ubicada dentro de un jardín, y la encontramos. Allí las cañas saben a gloría y los 2,70€ que te cobran por ella casi ni te duelen, pues para eso estás disfrutando del Románico en su esplendor.

Como colofón final a nuestro día de turisteo en la Sabana jugamos una pachanga en una campa, comimos unos chasquis y nos tiramos por los toboganes situados en una campa del pueblo, en donde los naturales de la zona hacían lo propio.

El por qué no os recomiendo ir al Zoo de Santillana lo dejaré para otro día que por hoy es suficiente.




6 comentarios:

  1. En septiembre tuve el honor de pasar una semana por esa zona de la cual me lleve muchas cositas... jaja igual no se si visteis la tienda de chucherías antigua que es una cucada y ademas mi pequeño salio con una giganto pirueta de colores jaja que me encanto y esta semana santa tendré el honor de pasear por sus calles eso si acordándome de ir con zapato gordo ya que con tanta piedra luego te duelen los pies una barbaridad jaja pero es precioso quien va repite.. a expectante estoy de lo del zoo pues yo el año pasado fui y me gusto pero por lo que te eh entendido ahí algo que no te gusta no? bueno esperaremos ese post saludos desde la otra sabana jaja que por cierto esta muy cerca de la tuya ya que soy de bilbao jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así que eres de Bilbao ehhhh estamos a un paso jijiiji. Pues me alegro que te gustase tanto que vayas a repitir, creo que tenemos un montón de pueblos con encanto, si no conocéis Liebana (que seguro que sí) os animo a visitarlo. La tienda de chucherias no la vi, lo cierto es que iba esquivando tiendas pues Cachorro tiene mucho peligro jejejejee Pero sé de qué piruletas hablas, molan mil, en el mercado medieval que circula en verano por la región las ahí y están buenísimas.
      Respecto al Zoo supongo que no me gusta porque lo comparo con CABARCENO, que si no lo conocéis y vais a venir éstas vacaciones a Cantabria NO PODÉIS DEJAR DE IR, el precio es 25€ por persona y los niños menores de 6 años no pagan. Creo que no os arepentiréis. Ya me contarás Mónica.

      Eliminar
  2. Yo visité Santillana del Mar con la mayor, en el camino de regreso a Galicia desde Cabarceno. De animales ya íbamos saturados, así que lo de zoo ni se planteó, pero sí es de esos pueblos en los que a mí me gusta perderme... soy muy de piedras, yo. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si estuvisteis en Cabarceno creeme que el Zoo os iba a dejar con mal sabor de boca ;D Así que hicisteis bien. Me alegra saber que te gustó pues es un pueblo maravilloso. Yo también soy de piedras jijiji
      Un besote guapa

      Eliminar
  3. Los empadronados no pagamos parking!!jajajaja

    ResponderEliminar

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...