14 de abril de 2014

Religión en Semana Santa

Los que me leéis sabéis que L'Manada es atea pese a que los Rugientes Protectores fuimos educados bajo la fe cristiana y, que por este motivo, Cachorro no participa en la asignatura de religión en su colegio, o no va a misa, pero sin embargo sí celebra la Navidad y sabe perfectamente lo que significa, lo que conmemora, sabe que es el nacimiento del bebé Jesús.

La profesora de religión, desconozco por qué, tiene contacto cada lunes con Cachorro y él la quiere mucho. Alguna vez me ha preguntado por qué él no estudia Religión y, aunque me ha costado, se lo he explicado como mejor he sabido. Por eso no me llama la atención que a él  le guste saberlo todo a cerca de los ritos cristianos, pues otra cosa sería más rara teniendo en cuenta que en la Sabana hay cristianismo a cada paso.

El viernes íbamos paseando cuando nos topamos con una carpa. Como felino curioso, Cachorro, quiso acercarse para averiguar que tesoros albergaba. ¡Sorpresa! En su interior estaba la exposición de algunos de los pasos de Semana Santa que "desfilarán" en las procesiones. Cómo no, Cachorro quiso entrar a verlos, pero yo soy incapaz, desde siempre me han dado mucho yuyu, sé que son figuras y nada más, pero es un repelus irracional el que se apodera de mi... así que mi madre sería quien entrara con él para ver las estatuas.

Cachorro salió encantado del interior de la carpa. -Mamá!!! tienes que entrar conmigo, me lo sé todo, es el bebé Jesús de mayor. Su mirada me mató y ahí que entré -madre sufridora vale por dos-

Lo cierto es que le fui explicando el significado de la imagenería, desde un punto de vista muy lait, a modo de historia y quedó fascinado. 

Le expliqué que cuando Jesús se hizo mayor descubrió que tenía poderes mágicos, que podía convertir el agua en vino, y decidió usar su don para ayudar a las demás personas, así que todo el pueblo de Jerusalén le quería mucho y le escuchaban con mucha atención, haciendo caso a cada palabra que él pronunciaba. Por ejemplo, si Jesús decía que no se podía hacer daño a los animales porque estaba mal, todas las personas le hacían caso y obedecían. Pero como en toda historia, no siempre ganan los buenos. En Jerusalén vivían también los Romanos quienes querían ser los dueños de todo y que todo el mundo les obedeciera aunque fuera algo malo. Por eso, por sus ganas de manduquear a todos, los Romanos, perseguían a Jesús, pues no les gustaba que la gente le quisiera. Así que los Romanos idearon un plan. Capturaron a Jesús, y como no tenía calabozos o cárceles, le encerraron atándolo en una cruz. Largos días estuvo amarrado en ella Jesús, así que las sogas con las que estaba sujeto le hicieron heridas. Al final un grupo de gente tuvo a bien ayudarlo y le bajaron de la cruz. Pero Jesús estaba muy malo y tuvo que descansar en un cama largo tiempo.

Tras escuchar tan apasionante historia Cachorro sentenció -Quiero ver todas las procesiones!!!! Y ahí que madrugamos el Domingo de Ramos para ver la entrada de Jesús en Jerusalén. Lo cierto es que no me importa que Cachorro se sienta atraído por éstas historias y/o tradiciones, yo misma las he conocido de siempre y cuando he sido mayor he tomado mi decisión, así que imagino que llegado el momento él hará lo mismo. Eso sí, lo que no contaba para nada es en participar en una Misa grupal a consecuencia de ver la procesión de ramos -si lo llego a saber .....-



Y vosotros ¿lográis que vuestro retoños sigan vuestras creencias a pies juntillas?





14 comentarios:

  1. Te sabes la historia muy bien. Yo tb he sido criada en religión cristiana (no catolica) pero la verdad es que no seria capaz de explicar lo mismo que tu casi seguro. Jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja me ha encantado ese matiz tan latente en la casa de mi madre NO CATÓLICA
      Seguro que si tus princes te llegan a preguntar algún día lo que tu les expliques bien explicado estará jejejejejeje
      Un besazo guapa me encanta tenerte por aquí.

      Eliminar
  2. No has hecho mal, ya que le has explicado la historia, de ahí a rezar y creer hay un paso. Lo que más me indigna de este país es que toooooodos son super creyentes, se casan por la iglesia, bautizo, comunión y todo el paquete pero nadie cuida los valores cristianos, ni va a misa, etc. Es todo fachada, se quedan con la parte guay, Semana Santa, las torrijas, Navidad, los Reyes Magos, los regalos de Comunión... Es prostituir una religión, y para eso, yo prefiero ser consecuente conmigo mismo y no celebrar nada de eso, porque no creo y no quiero hacer que creo. Mi hija crecerá con mis valores, educación, respeto, ser humilde, respetuoso, no necesita de un patrón establecido donde a los seguidores se les llama rebaño. Y si le gustan los pasos de Semana Santa que los mire, no hay nada malo en ello. Como si vas a ver una tradición de la religión Budista, sin tener que comulgar con ello.
    Solo espero que algún día la gente despierte y vea que es un negocio, como cualquier otro y lo trate como lo que es.
    Si personalmente crees en algo no necesitas de todos esos artificios para llevar a cabo tus oraciones o lo que hagas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, a mi también me parece que, en los tiempos que corren, todo lo relativo a la iglesia católica es una falsedad y negocio. En cuanto a los feligreses no entraré pues de todo hay, aunque sí es cierto que parece que la inmensidad se quedan en lo banal del tema, pero no me atrevería a generalizar en éste punto pues conozco a muchos buenos cristianos.

      Lo cierto es que pienso como tu, lo importante de la historia es preocuparnos por inculcar unos buenos valores a nuestros hijos, y los que tu están enseñando a tu hija son magníficos. Así que quién necesita adornos o apoyarse en religiones para trasmitirlos? Está claro que tu y yo no.

      Muchas gracias por dejar tu opinión.

      Eliminar
  3. ufff! no sé yo como lidiaré con esas preguntas... tengo claro que el nene no irá a cole religioso ni de coña! Yo también fui educada en pública pero haciendo religión hasta los 14... acabé plantándome y dejando la confirmación para otra vida... espero que cuando la fiera sea mayor las cosas sean un poco diferentes! creo que los niños se ven atraídos por cosas así porque son días de fiesta, hay regalos y no deja de ser un acto social y pertenecer a un grupo. De niña estaba encantada con mi palma, con mi traje de comunión y con mis medallitas de oro... quién no? jajajaja! por no hablar de las procesiones... siendo niño, imagina qué debe pensar!? a mi me siguen sorprendiendo! besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura que lo harás de forma excelente llegado el momento :D
      Yo también estudié religión en el colegio pero al llegar al instituto lo dejé, entre otras cosas porque no me parecía justa que esa asignatura computara para la media académica y la alternativa no -pero ésta es harina para otro pastel-
      Supongo que los niños se ven atraidos sobre todo si su entorno lo celebra o vive de forma festivalera, pues imagino que hay familias que no hacen el menor cambio en sus vidas llegadas fechas de éste tipo y los niños sean igual de felices que siempre.
      También recuerdo que de niña para mi la Navidad era regalos y cenas especiales, pero la semana santa pasaba sin pena ni gloria aunque mi madre nos llevaba a ver las cabalgatas, como las llama Cachorro. Sea como fuere estoy de acuerdo que a los niños pequeños como lo nuestros les tiene que sorprender todo esto y por eso les gusta :D

      Eliminar
  4. Da gusto ver y leer los comentarios de gente con las ideas tan claras. Siempre nos quedará la genialidad estéril y la ironía como mecanismos de defensa no patológicos pero igual de inútiles a la hora de vivir con valentía el día a día sin reirte de los "ingenuos" que creen en la humanidad que representa Jesús y que a pesar de los pesares, este mundo tiene solución. El drama de los incrédulos es que ya no se atreven a preguntarse que leche hacen aquí. Uff, eso sí que es duro. Lo arriesgado siempre es reconocer en qué busco el consuelo para tirar parlante. Las opiniones pueden ayudar si coinciden con las mías. Ánimo, pues.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por dejar tu impresión a modo de comentario, aunque no me quedará exactamente muy claro que quieres trasmitir, sea como fuere en esta casa serás siempre bienvenido tengas o no la misma opinión que la mía, pues eso es lo bonito de la vida.

      Eliminar
  5. Ufff, es algo que no me planteo de momento, la verdad. Salí en muchas procesiones y me encantaba, fua la edad la que me "desencantó", sobre todo de la Iglesia como institución. Ya veremos cómo van surgiendo las cosas. En principio no irá a religión, no está bautizado e imagino que no hará la comunión, pero las cosas se irán viendo. Y si al final decide ser creyente y practicante, será su decisión y la respetaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra leerte Irene, pues a mi me pasó un poco lo mismo, de pequeña me encantaba la religión e ir a misa, pero la edad..... me abrió los ojos. En cuanto a los peques es cierto que por el momento decidimos por ellos pero está claro que la decisión está en ellos y si cuando Cachorro sea más mayor quiere bautizarse, hacer la comunión e ir a misa, no seré yo quien se lo prohíba. Por el momento disfruta viendo sus procesiones.

      Eliminar
  6. Jajajaja, yo estudié en colegio laico, pero hice la comunión. Mis padres no eran católicos, y no me llevaban a misa, pero mi familia apegada si. Con ellos he vivido todas las tradiciones. Mi hija va a un colegio católico, -mierdas en vinagre-, y reza el padre nuestro o santigua la mesa. Cosa que le digo que no haga delanta de mí.
    Pero ver las procesiones, disfrutar de esos momentos, sí quiero que los vivan, tal vez no tanto de la manera católica, pero conocer la historia -cierta o no- no me parece mal.
    Y tú, se lo has explicado "divinamente". ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta, creo que tienes mucha razón, por eso le cuento la historia de las tradiciones católicas, como también le contaría las de otras religiones si las supiera.
      Creo que tienes ardua tarea queriendo que tu hija no santigüe la mesa si va a un colegio religioso ;) Nosotros fuimos a Laico y Cachorro también, eso lo he tenido muy claro desde el principio. Y como tu hice la comunión, Cachorro no pretendo que la haga pero.... nunca digas de éste agua no beberé jejejejeje

      Eliminar
  7. En esta casa estoy viendo venir grandes contratiempos por el tema religioso: yo quiero celebrar todas las fiestas y tradiciones y el papá de la bichilla es un ateo agnóstico aguafiestas que no quiere ni oír hablar de religión ni de lejos y mucho menos que la niña se vea envuelta en ellas. Y de, momento está logrando imponer su voluntad con la no organización del bautizo.

    ResponderEliminar
  8. Pasapalabra,no estoy preparada para esto...jajaja.
    Ojalá se lo explique también como tu!!!

    ResponderEliminar

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...