20 de junio de 2013

Mamá al volante

La educación vial es tan importante como necesaria para que nuestros hijos aprendan normas de circulación y convivencia. Por eso en infinidad de escuelas existen jornadas de educación vial y, normalmente, ese día nuestro hijos son auténticos expertos sobre el tema, incluso, nos pondrán a prueba para certificar el nivel de información y educación que tenemos.

Pero ¿qué les estamos trasmitiendo nosotros?

Como en casi todas las circunstancias de la vida, un niño aprende de lo que ve en casa, de lo que ve hacer a sus padres. Por eso me pregunto ¿de qué sirven las jornadas educativas si nosotros no hacemos caso a las normas de circulación?


Soy conductora desde el año 2008 y llevo 5 años alucinando cada vez que me pongo al volante -cosa que hago a diario unas cuantas veces-. Alucino con todos esos vehículos que no utilizan el intermitente para cambiar de carril, con todos esos vehículos que no facilitan la incorporación a la vía al resto, con todos esos vehículos que cierran el paso a las motos, con todos esos vehículos que no paran en los pasos de peatones los días lluviosos para dar paso al peatón, con todos esos vehículos que van a 100 cuando el límite está marcado a 80, con todos los que comenten pequeñas infracciones bajo el "pero si no pasa nada"

Y vaya si pasa, ¿qué le estás enseñando a tu hijo?, que las normas están para cumplirlas cuando mejor te parezca, que las normas están instauradas para los días en los que estás inspirado y que las normas se hicieron para saltártelas a la torera porque tu eres el más listo.

Conducir es sinónimo de insultar, maldecir, pitar, rutar, chillar y, en el mejor de los casos, cagarse en todo lo que se menea en voz bajita. Esto con un niño sentado tras de ti que cual esponja está aprendiendo el comportamiento normal al volante.

Así que, este verano -si es que llega en algún momento- saca tu mejor sonrisa cuando te subas al coche y piensa que él será mañana lo que tu eres hoy.

12 comentarios:

  1. jaja me ha encantado, la verdad es que a veces no nos damos cuenta, vamos tan metidos en las cosas que nos quedan por hacer y en si vamos con retraso que soltamos cualquier barbaridad, a mí ya me ha pasado decir algún taco y que el niño lo repita. Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te gustara el post jiji Es cierto que muchas veces no nos damos cuenta ni somos conscientes de ello y soltamos la perla... yo también lo hago que conste en acta. Un abrazo.

      Eliminar
  2. ¡Cuánta razón! Nos observan e imitan en lo que hacemos, después nos juzgarán. Un saludo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que no sólo nos juzgarán sino que nos imitarán :s
      Un besazo

      Eliminar
  3. Más razón que un santo!!! Los peques aprenden e imitan lo que ven. Y de mayores, por suerte o por desgracia repetirán patrones de conducta aprendidos de forma inconsciente y mamados desde la más tierna infancia. ¿O acaso no nos sorprendemos a nosotros mismos repitiendo cual autómatas patrones de conducta y acciones clavaditos a los de nuestra madre/padre...?... Que levante la mano quien no le haya pasado nunca...

    Debemos de pararnos a reflexionar en todo lo que hacemos, hacer ejercicio de autocrítica y pensar que no debemos hacer jamás lo que no queramos que hagan ellos.

    Muy buen post, sí señor!

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me ha pasado muchas veces así que no puedo estar más de acuerdo contigo. Una buena autocrítica, sincera, es lo que necesitamos hacer muchas veces :)

      Me alegro que te gustara este post y sobre todo te agradezco tu mega-super-comentario.

      Un achuchón con beso preciosa.

      Eliminar
  4. Bueno me ha encantado, sobre todo la última frase en negrita. Y la verdad que tienes toda la razón.
    Aunque a veces nos encontramos a cada uno/-a por ahí que es para darles de coner a parte, debemos controlarnos.
    Luego queremos que se comporten y hablen bien, pero... Cómo lo harán si no les enseñamos con el ejemplo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias corazón. La frase en negrita creo que es una realidad y verdad absoluta jijiji
      La verdad que tienes mucha razón Cómo vamos a exigir que ellos actuen bien si nosotros...
      Un besazo y me alegro que te gustara éste post.

      Eliminar
  5. Jajajaj, si te digo que alguna vez que he increpado a algún conductor porque parece que tenga el intermitente roto, o por hacer una maniobra mala, mi hija me dice que me tranquilice?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajaja te creo y entiendo perfectamente a mi me dice -mami qué pasa? es tonto verdad.... jajajajaja pero me estoy quitando palabrita de honor.

      Eliminar
  6. Tienes toda la razón del mundo.

    ResponderEliminar

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...