23 de mayo de 2013

Palabrotas

Al hilo de este artículo me he parado a pensar en mi hijo porque sí, Cachorro, dice palabrotas e insulta. 

Podría excusarlo como hacen otras familias al oír a su hijo llamar tonto a otro niño cuando éste último le quita un coche de juguete -mi hijo no insulta es que lo ha oído en el parque pero no sabe lo que dice- pero no pienso hacerlo porque lo que es es.

Creo que en nuestro caso la palabra que emplea como insulto habitual es estúpido la cual aprendió tras ver un capítulo de la serie Caillou -en él mismo el protagonista ve como un niño mayor llama estúpida a una paloma que le entorpece el paso en su recorrido con el monopatín y desde ese preciso momento lo repite todo el rato llamándole estúpido a cualquier miembro de su familia- Es un hecho que Cachorro no se quedo con el mensaje del capítulo pero sí con la palabrita de marras, la cual emplea a las mil maravillas en el momento preciso y cuando se enfada porque no logra lo que quiere .... eres estúpida vete.

Si bien es cierto la va alternando con tonto y ésta sí que la ha escuchado en casa cada sí cada no.

Así que tenemos los ingredientes perfectos, dos insultos, un niño de 35 meses y unos sentimientos a flor de piel incontrolables. Cuando sazonamos bien la situación Cachorro explota y llama estúpido al niño que le ha pegado, al niño que le quita un juguete, al niño que le quita el sitio en el columpio o al niño que le mira de reojo cuando se le cae algo porque él tiene la certeza que se le ha escapado de las manos la pelota, por ejemplo, porque el otro le estaba mirando.

Y qué hago yo ante tal situación -cagarme en todo por dentro- explicarle pausadamente que no puede llamar eso a otros niños porque se pondrán tristes y no querrán jugar con él pues a nadie le gusta estar pasando el rato con gente que dice cosas feas -ole mis ovarios y los de la vecina pues si cumplo esta afirmación a Cachorro no le debería gustar estar conmigo porque llamo tont@ a otras personas

Que saco en claro con todos estos pensamientos pues que el esfuerzo lo debemos hacer nosotros, debemos procurar no decir lo que no queremos que ellos digan, ¿fácil?

20 comentarios:

  1. De facil nada xo esta claro que tu conclusión es la más acertada. Como les diremos que no digan palabrotas si somos los primeros que las soltamos? No tiene sentido.

    Yo tube que eliminar de mi vocabulario la palabra calla. No es una palabrota xo mi hija la empleaba como si tal y la verdad es que lo decia de tal manera que sentaba como una patada.
    Me ha costado pero al final creo que he logrado olvidarme de esa palabra. Jeje.

    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. verdad? ya sé que es complicadillo este punto y más cuando nosotros mismos nos contradecimos.

      Me alegro que ganaras la batalla a tu "calla" si no tiene porque ser una palabrota al uso para que ellos le den ese valor. Así que enhorabuena.

      Un besazo con achuchón.

      Eliminar
  2. Mi hija no dice nada de insultos, porque desde pequeña le estuve diciendo que había palabras que no se decía, que en cualquier caso, se decía "oh la la". Ahora cuando alguno de nosotros estamos "nerviosos" nos dice que eso no se dice, jejej.
    Ánimo, hay gente que dice que es preferible ignorar esos "arranques", pero yo prefiero hablarlo y comentar que esas palabras son feas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja que bien y que envidia porque .... aisss "oh la la"
      estoy contigo que hay que explicar y dialogar aunque cueste creo que es el camino.

      Eliminar
  3. Tienes toda la razón, hay que tener cuidado con lo que ven los niños, son unas esponjitas absorben todo y después lo ponen en practica y lo imitan. Creo que la mejor manera de hacerles entender es con el juego, hacer una mini obra con títeres o con su muñecos preferidos.

    Saludos guapa te invito a visitar mi ultima entrada♥ Review de Cupcake All over color (ETUDE HOUSE)http://starshoukei.blogspot.mx/2013/05/etude-house-sweet-recipe-cupcake-all.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy buen consejo el que me das esta misma tarde lo intento poner en práctica. Mil gracias.

      Ya mismo te paso a ver. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ay qué difícil!
    luego están esas personas que enseñan a sus hijos tacos porque son "graciosos" -no puedo con ellos-
    Siempre tenemos que procurar dar ejemplo, eso está claro, pero hay veces que salen solos...ains.

    Nada, esparadrapo de dos por dos en la boca y p'alante!
    Un beso y ánimo leona!! tú puedes ;-)

    Muaka!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja me quedo con tu recomendación de esparadrapo jajajaja
      Un besazo gordo gordo.

      Eliminar
  5. A nosotros nos paso que lo repetia todo y cuando oia alguna palabra de las que yo.digo que son feas para chinchar o cuando se enfadaba la decia,pero explicandoselo y no diciendolas en casa al final ya no las dice,lo que si que me parece mal que Caillou(que por cierto le encanta)diga tonto/a y estupido/a,siendo como es para niñ@s,deberian cuidar esos detalles,besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el capitulo de Caillou lo que pretende es que entiendan que decir ciertas palabras dañan a otros pero claro... cuentale eso a un niño pequeño que lo único que hace es experimentar con las palabras que provocan reacción.
      Pues creo que hiciste muy bien Susana, espero que nosotros lleguemos a conseguirlo.
      Un besote.

      Eliminar
  6. Marta, si que es algo dificil, yo cuando estoy liada, digo palabrotas, y tengo pegada una que es toda una frase, ayyyyy! y Dany ya la ha aprendido, cuando la he escuchado decir, es porque se enoja, esta molesta conmigo o con Lilieth y dice esa frasesotaaaa. Yo pues me quedo boquiabierta, y claro pensando en que ya no la voy a decir, porque es claro el ejemplo que le de dado, y ahora me toca a mi tener paciencia y tragarme mis palabrotas y mi reacción para que Dany y Lilieth no hagan lo mismo. No es nada fácil.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego querida mia que es una misión bien "imposible" cuando estamos acostumbradas a decir según que cosas hace mil años pero como bien dices la paciencia, como siempre desde que somos madres, es nuestra arma secreta y estoy segura que lo lograremos :)

      Eliminar
  7. Que blog más simpático, lo he encontrado de casualidad, me encanta. mil besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Guillermo, me alegro que la casualidad te trajera hasta mi Sabana y decidieras quedarte en ella. Mil besines.

      Eliminar
  8. uff de facil nada...yo he cambiado algunas cosas para suavizar y que principe aprenda, por ejemplo: jolin "joder", mecachis "me cagüento", porras "mierda" y asi, si las dice por lo menos son cosas mas suave. pero el papi...ese hay que darle de comer aparte, cuando juega a su black ops dice cada insulto...y yo por detras:"neneeeeee esa boquita, que esta tu hijo al lado"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces aunque para ti sea fácil ¿para tu marido es difícil? Lógicamente hay insultos/palabrotas que pueden ser sustituidos pero mi idea no es la sustitución es erradicar con los insultos pues no me hace ni pizca de gracia que Cachorro llame estúpido a un señor que le está incordiando -por ejemplo- Vamos que él dice estúpido pero me daría lo mismo si empleara otra palabra como "gominola" no es la palabra en sí si no el uso que se le da, la entonación, el sentido. Creo que es igual de perjudicial llamar a otro niño "cacahuete" cuando para el niño es como si le estuviera llamando mamón y eso es lo que pretendo que Cachorro no emplee ninguna palabra como insulto. Pero en contra punto no me molesta que diga mecachis cuando algo le sale mal -que él también usa- pues de algún modo ha de expresar su frustación. No sé si me explico.

      Eliminar
  9. Pues si lo de las palabrotas es difícil controlar, maxime si ya lo oyen en los dibujos porque aunque en la tele lo expongan de modo educativo ellos ahora se quedan con la palabrita de marras, no entienden mas
    Y por otro lado, lo empezaran a oir en el cole asi que aunque nos de mucha rabia imagino que los padres lo que tenemos que hacer es explicarles que esas palabras estan mal y que pueden herir los sentimientos de las personas, a medida que crezcan lo deben de ir entendiendo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. eso es se quedan con lo superficial jijiji
      estoy contigo en que con el tiempo lo entenderán mejor pero sí que es un trabajo dificil para nosotros ahora mismo ;)

      Eliminar
  10. Anonadada me dejas.

    Yo digo muchas palabrotas y Mihombretón igual y no sé cómo lo vamos hacer de verdad porque los niños son esponjas.

    Alguna se me escapará seguro!! vaya madre voy a ser.

    Empezaré a decir recorcholis y concha no? algo tendré que hacer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja yo digo mucho "canastos" "mecachis" "odio al diablo rojo" y chorradas similares jajajajaja pero el papá del artista es cosa a parte.

      Será una madre perfecta que no te quepa la menor duda con o sin palabrotas.

      Eliminar

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...