30 de mayo de 2013

Adolescente a los treinta

La siguiente historia está basada en hechos reales y puede herir la sensibilidad del lector.

El próximo mes de diciembre Kayla cumplirá treinta años. Hace un par de meses que logró superar una ruptura amorosa, dolorosa para ella, y parece que ha recuperado la ilusión por vivir el amor.

Con estos antecedentes la joven sigue viviendo su vida, disfrutando de sus amigas y conviviendo con los perros de presa que acechan en la oscuridad.

Una tarde cualquiera de domingo, Kayla, compartido café y tarta con su mejor amiga y el marido de esta. A la velada se sumó un amigo de la pareja. Las risas, la complicidad y, sobre todo, las miradas, revelaban que cupido estaba presente.


Y así sin más, sin planearlo ni esperarlo, Kayla y Sam comenzaron a salir. Las primeras semanas, los primeros meses, todo era color de rosa. Pero nada sería lo que parecía.

Natasha, compañera laboral de Sam, apareció en escena. 

Ella seguía enamorada de él, y tras su ruptura, lo perseguía a todas partes por lo que no era difícil que en los encuentros románticos, entre Kayla y Sam, apareciera casualmente Natasha.

Y así poco a poco, Natasha, logró culminar su plan, logró romper el amor verdadero entre Kayla y Sam, logró que Sam bloqueara a Kayla en el facebook y logró que él creyera las mentiras que vertía sobre nuestra joven protagonista.


Hoy por hoy, Natasha y Sam, siguen trabajando en el mismo lugar y es ella quien le consuela tras obligarlo, disimuladamente, a romper con Kayla. ¿Cuánto tardarán en volver a ser pareja?

Nota del autor: Supongo que hoy por hoy existen muchos treintañeros adolescentes que se comportan como niños enrabietados y te bloquean en las redes sociales, o se dejan manipular por exnovias dolidas y que pretenden recuperar lo que en un primer momento no pudo ser. Supongo que hay personas que no maduran ni lo harán nunca. ¿Qué opinas?

8 comentarios:

  1. Creo que somos niños que nos vestimos como adultos. Hay cosas que nunca cambian y gente que sigue sin madurar.

    Ya lo estoy viendo en amigas que siguen cometiendo los mismos errores de siempre en el plano sentimental, y en otros.

    Yo sigo cogiendo rabietas de niña pequeña, todo sea dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena reflexión Anita "somos niños vestidos de adultos" estoy totalmente de acuerdo pues yo misma, también, sigo cogiendo rabietas de niña pequeña ;D

      Eliminar
  2. Y cuándo actúan así personas que ya rozan la jubilación? porque haberlas haylas.

    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja pues sí haberlas haylas jajajaja
      benines.

      Eliminar
  3. uyyy este post suena a despecho ¿O no? jajaja.Una historia muy bonita y muy bien contada.Pero ¿Sabes que?Siendo niños la vida es mas divertida.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rompo una bandera por mi Kayla claro que sí jajajaja Me alegro que te gustara y sí para algunas cosas vivir, pensar y actuar como niños es fantástico ;)
      Besines.

      Eliminar
  4. Menudo tío tonto!
    #nodigomás

    Bueno, si digo más -no puedo morderme las teclas- que Kayla está mucho mejor sin tontunos así al lado! ea ;)

    Muaak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que Kayla está mucho mejor sin él y solo deseamos que Sam sea feliz junto a Natasha porque nosotras no somos unas brujas perversas jum!!

      Un besazo

      Eliminar

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...