17 de octubre de 2012

Suenan Cascabeles

Se acerca la época del año en la que los padres nos volvemos medio locos intentando complacer a nuestros pequeños y es que la Campaña de Navidad trastorna a todo el mundo.

Los niños piden una extensa gama de juguetes, juegos, consolas... los padres recortan y recortan esas cartas de dos folios a doble cara.

Pero en el fondo, nosotros los adultos responsables, les compraríamos todo cuanto piden, pero en muchas ocasiones es imposible.

Mi familia ha tenido la suerte de vivir dos Navidades con nuestro Cachorro, dos Navidades en las que el niño no ha pedido absolutamente nada, como es lógico, pero en las que ha tenido absolutamente de todo. 

Malcriar para muchos disfrutar para nosotros -o al menos para mi-.


Hace tiempo, alguien me dijo, que es mejor para los niños tener muchos regalos -aunque fueran de pocas dimensiones y poco capital- que un gran regalo exclusivamente y como en todo, me agarro a lo que me conviene, procuro que Cachorro tenga muchos pequeños regalos.

Este año Cachorro tiene bien claro lo que quiere pedirle a los Reyes Magos "quiero un perro pequeño con collar pero que sea de verdad" así que los Rugientes ya estamos temblando pues de todos es sabido que al final en mi casa se hace lo que él quiere.

No sé si cuando empiece el verdadero bombardeo comercial en buzones, televisión y todas partes cambiará de idea, pero por si acaso ..... PapáCachorro vente sopesando.

Lo que tengo claro es que no adquiriremos ningún juguetes que no cumpla con la CE.

10 comentarios:

  1. jajaja, yo tambien soy de muchos pequeños, ya que lo tengo comprobadisimo, que mi hijo al tiempo de usar el mismo juguete se aburre y da por saquito. lo bueno de tener muchos, que se aburre con uno...se le da otro y asi sucesivamente y vuelta a empezar.
    eso si, siempre intento buscar ofertitas, para que sean Buenos, Bonitos y Baratos, jeje.

    ResponderEliminar
  2. El mio aun no pide, asi que me lo tomo con calma.

    total, para que luego acabe el niño jugando con una caja vacia de toallitas..como que paso de comprar, ni que le compren ni de nada. Cuando quiera algo, ya voy yo a donde sea y se lo busco.

    Aunque algo le comprare para reyes, que me hace ilu verle su carita de ilusion (si es de pocoyo...sino..ni lo mirará).

    Un beseteee

    ResponderEliminar
  3. Si es que en nada nos metemos en noviembre ya! Uuuufff que agobio con el tema regalos. Yo creo que este año regalo cuadernillos a todo el mundo jajaja . Anda que no sabe el cachorro!! Un perrito de verdad eh!!
    Un besooo

    ResponderEliminar
  4. Yo estoy ya harta d los anuncios d la tele, xq mis maravillosos monstruos no paran d decir: "¡mamá, quiero eso x favor!!!!!", así con casi todo.
    Buf

    ResponderEliminar
  5. me encantaban los reyes, me encantaba cuando nos daban en el cole el catálogo de juguetes de el corte inglés ( sí, ese era el pistoletazo de salida) y también me gustaban los anuncios jijiji..

    Ahora reconozco que sigo cogiendo los catálogos de juguetes, me gustan jolín.

    Sobre el perrito, por dios, no cojáis un perro de verdad porque se le antoje, que es mucha responsabilidad, espera unos años, a no ser que a ti te apetezca mucho también tenerlo.

    ResponderEliminar
  6. Ay amiga miedo le tenfo yo tb al momento, ahora enteinde y mucho, y piede mucho por esa boquita, asíq ue espero ser contenida, responsable y justa, la vida no está pal despilfarrar pero es tan bonito ese momento de abrir regalos ;-)

    Voy a evitar que esos cientos de catálogos lleguen a buen puerto jijiji

    ResponderEliminar
  7. El año pasado mi hija mayor, con dos años tuvo un montón de regalos, no sólo nuestros sino de toda la familia, y la mitad se quedaron sin jugar. Sí, los utilizó a los meses, pero ya había decidido que nosotros le regalaríamos uno o dos, y los demás, que hagan lo que quieran, con uno es suficiente, y con ninguno también.
    Espero que ella/s tarde/n en pedirme un perro, porque antes voy yo en la lista, jijiji, que yo quiero uno!!

    ResponderEliminar
  8. Hola guapa! Paso por aquí para decirte que te he dejado un premio en mi blog! No es un perrito, eso sí...! pero también hace ilusión! je je je

    Un abrazo!
    http://www.soyburbujita.blogspot.com.es/2012/10/5-premios-y-mucha-ilusion.html

    ResponderEliminar
  9. Ahh, La Navidad, de pequeña me encantaba, luego tuve una etapa en la que me ponía triste, y con la llegada de Tenedor, me ha vuelto a conquistar.
    Me gusta adornar, y poner todo de color, y la emoción de los regalitos, para niños y mayores.
    Yo por cuestión de espacio, prefiero pocos, o de reducidas dimensiones. Al final siempre entre unos y otros recibe un montón de cositas.
    Un besin

    ResponderEliminar
  10. Totalmente de acuerdo, los peques a estas edades creo que valoran mas muchos regalos de poco dinero, un regalo grande y caro.
    Yo lo que he hecho es comprarle algo que necesite, y luego comprarle cositas pequeñas que pensé que le podrían gustar.
    Es verdad que ahora de momento, no me va a pedir ningún juguete, cuando me pida el "perrito" no se que vamos a hacer.
    Adoro los perros pero he convivido con uno durante 13 años y se el trabajo que dan, y de momento, no lo quiero pero no se si podría resistirme si insistiera, como les paso a mis padres conmigo...
    Aunque creo que un perro aporta muchísimos valores a los niños,y es una experiencia de responsabilidad y amistad verdadera.
    No se si te lo acabo de poner mas difícil!!
    Besos!
    Mamamedusi

    ResponderEliminar

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...