28 de agosto de 2012

Tres días un fin de semana

Hay días en los que todo es gris, casi negro, piensas en lo divino y en lo humano, en si te merece la pena seguir viviendo de esta o aquella mananera... todo es una odisea y parece que al final te ahogaras.

Misteriosamente, tras un día así, llega otro lleno de color y alegría. Uno de esos días que son dignos de mencionar porque son sinónimo de buenos momentos, de risas, de juegos de alegría.

Así que, tras mi viernes gris casi negro, llegó el sábado y se culminó con el domingo. Mucho podría contar de lo que me ha pasado en estos tres días. Mucho podría hablar de como el viernes tenía un cabreo inmenso y pensé en huir a la loma más alta. Pero mucho más podría hacerlo sobre lo bien que lo he pasado el sábado y mucho mejor el domingo. Y es que, en el fondo, creo que es más enriquecedor hablar de lo bueno que de lo malo, que tampoco es tan malo si lo analizas extracorporeamente, o eso prefiero pensar.
Sábado
Mentiría si dijera que el sábado comenzó con una sonrisa, quedaban restigios de la movida del viernes, pero .... las cosas solo pueden ir a mejor cuando ya no pueden ir a peor. Así que tras hacer la marmota y levantarme a las 11:00 -estar de morros también tiene su recompensa- decidí que debíamos irnos a comer las rabas. Así que la minifamily de tres componentes nos preparamos y nos lanzamos a la calle.
Rabas, croquetas y una tablita de queso hermanaron nuestros corazones, Cachorro siempre lo tiene hermanado, conectado y de buen humor, así que la tarea era fácil. Con los carrillos llenos y la vidilla que da ir a "comer" fuera de casa. El pequeño leoncito se hiperactivo y estuvimos por la calle hasta bien tarde jugando, saltando y alternando. Al llegar a casa una buena siesta y listo.
El día continuó y de qué manera!! Pusimos rumbo a La Feria de las Naciones en donde, además de los puestos habituales de diversas partes del mundo mundial, pudimos encontrar unos hinchables que hicieron que Cachorro fuera el niño más feliz del mundo. Y como no podía ser de otra manera, tras saltos y volteretas varias fuimos a cenar a Australia.
Las risas y nervios fueron nuestros compañeros toda la tarde-noche y mentiría si digo que lo pase mal por tener al niño hasta tarde en la calle dándolo todo.
A las 00:00 horas Cachorro ya estaba dormido en su cuna, así que tampoco trasnochamos tanto, no?
Domingo
Un día muy especial, como cada año, podríamos ver en vivo y en directo a los Romanos desembarcar en el Puerto Victoria (es decir, Santander) con motivo de la celebración de las Guerras Cántabras.
Se nota mucho que Cachorro va siendo mayor, pues este año, lo ha disfrutado muchisimo. -lo que augura que este Navidad la Cavalgata de Reyes será una auténtica pasada-
Y con este buen cuerpo, tras columpios y aperitivos incluidos, echamos una siesta de esas que llaman de "pijama y orinal" para despertarnos a tiempo de ir a tomar algo con los abuelos al Faro de Cabo Mayor.
En un principio ir a una cafetería no tiene mucho mayor misterio pero esta tiene grandes cosas que la hacen única y como una imagen vale más que mil palabras.....

10 comentarios:

  1. Cuanto me alegro que gran fin de semana de 3 días! Aunque empezara con mal pié, mira luego que bien termino!
    Y un día es un día y no pasa nada porque cachorro se acueste tarde, hay que acostumbrarles tb a que el fin de semana tiene otro ritmo!
    Muy chulas las fotos, se nota que disfrutasteis de lo lindo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias preciosa. La verdad que lo pasamos infinitamente bien :D
      Y totalmente de acuerdo, hay que ir acostumbrandole a que el finde es especial, jajajajaja

      Eliminar
  2. tu, o no escribes, o lo escribes todo de golpe jeje, me alegro muchisimo que os lo pasarais tan bien el finde. y las fotos wapiiiisimasss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya sabes que hay que coger la inspiración,bueno más bien el tiempo libre, por los pelos y escribir escribir escribir. Un besote

      Eliminar
  3. ¡Bien! Me alegro de que fuerais capaces de superar las diferencias y disfrutar juntos. ¡Lo que no consigan los peques!

    Siempre, siempre, siempre, hay que pensar más en lo bueno que en lo malo. Que lo malo bastante daño nos hace ya de por sí, como para aún encima darle pie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanta razón tienes preciosa ;)
      Positivismo al poder.
      Un besazo

      Eliminar
  4. despues de la declaracion de amor del ultimo día no podia quedar un finde chungo... ains nenas, dias grises...¡los que vendrán! solo desear que sean acompañados de dias multicolor en los que veais crecer al koalilla, siguiendo sus experiencias y su descubrimiento de todos los acontecimientos que le rodean; bien sea una guerra de miles de años o la nueva croqueta del bar de la esquina. Superbonitas las fotos, eso tambien decirlo!! tqm nena, ya lo sabes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchisimas gracias querida Lai, la verdad que tus comentarios siempre me ponen algo tonta, el amor es así, jijijiji. UN BESAZO GIGANNNNNTEEEEE

      Eliminar
  5. Me encanta!!, aunque se que tengo que disfrutar de cada etapa del bicho, tengo ganas de poder hacer ese tipo de cosas y que el enano ya lo disfrute!!
    Por cierto cómo arrinconáis al pobre PapáCachorro!! jejejee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no tengas prisas querida todo llega y como bien dices debes vivir todas las etapas, aveces echo de menos al Cachorro bebé no te creas.
      No te preocupes por PapáCachorro que lo tiene asumido jajajajajaja

      Eliminar

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...