5 de marzo de 2012

Té con pastas

Una tarde cualquiera, de esas en las que Mamá no tiene que ir a la oficina por la tarde, comenzó todo...

Llegó a casa más contenta de lo habitual, lo cual es difícil, pues cuando llega lo invade todo con su sonrisa y alegría particulares, y que achuchones me da...

Me empezó a decir que íbamos a ir a ver a Tamara, -pufff ni idea mami, ahora mismo no caigo!!!-pensé. Al parecer, ya le conocía de antes... Así que me emocione muchísimo, sobre todo cuando me dijo que tenía un perro y una gatita!!! Que bien me lo iba a pasar persiguiéndoles!!! (no sé si sabréis que normalmente, estos bichillos, corren mucho cuando me ven, supongo que será la alegría, ji!)

La tarde cada vez se ponía más interesante, me montó en el coche y puso la música, con las canciones que me sé, -Genial!!! hoy toca viaje largo!!! Todo el camino fui cantando y diciendo -Hola Tamara!!! (no tenía que fallar con el nombre si quería que me dejaran perseguir a los bichillos...)

-Guacalaaaa!!! es lo primero que me vino a la cabeza cuando vi a Tamara (Mami no la conocía digas lo que digas)

Mamá me dijo -Mira es Tamara!!! (Mami soy pequeño pero...) 

Lo que me dejo perplejo es saber que tenía un bebé en la tripita... -cómo se había metido un bebé ahí, y lo que es más inquietante, para que se queda ahí tanto rato, para esconderse es mucho tiempo, no??

Bueno a lo importante... 

En seguida llegamos a su casa, y aunque ya íbamos con Nico (un perro muy simpático al que martiricé todo lo que se dejo) estaba impaciente por conocer al gatito, ellos son mi debilidad.

Urraaaaaaaaaaa!!! por fin lo vi, pero también conocí a un chico, que al principio me dio un poco de susto. Que si Fer, que si Bufo, pufff y que melena... Una coleta solucionó la escena y bueno... es verdad me trajo al gatito así que .....

Mamá no sé que tal se lo paso, pues estuvo casi toda la tarde sentada tomando té con pastas, Yo me lo pasé tan biennnnnnn que no veo la hora de volver.

Pude correr a mis anchas por la casa persiguiendo al gatito, que no sé por qué no se dejaba coger y se escondía, puede dar galletas de chocolate a Nico (desde ese momento me quiso un poco más), le puede estrujar literalmente la cabeza, aunque no le gusto mucho, jum!! 

También jugué a la pelota, y pude conectarme a Internet, que hacia días que en casa no me dejaban. Lo que más me gustó fue programar el teléfono, menudo susto que se debió pegar el chico a las 7:00 a.m. , solo de pensarlo me da hipo, ji ji ji

Mamá se ponía pesada, que si es tarde, que si hay que ir a cenar... -Qué ya he comido una piruleta y una galleta!!!

Al final gané porque nos quedamos un poquito más, Fer me dio una sorpresa, me regaló un patinete que él mismo había construido, -GUACALA!!! desde ese día soy un poco más peligroso y desde entonces me convertí en el terror de la Alameda!!! (eso si, todos los bebés quieren cogérmelo, pero yo lo abrazo y digo MIOOOO)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...