11 de marzo de 2012

Los virus campan a sus anchas

La nariz pedía ser sonada, pero las fosas no colaboraban. Con este panorama pasé la mañana del martes temiéndome lo peor.- Echando cuentas seguro que me ponía mala para el fin de semana.

Que tonta fui, para que esperar al fin de semana, a la mañana siguiente ya estaba completamente constipada. El malestar sólo hacia crecer, la congestión era ya un hecho, y mi nueva voz de pitufo gruñón hacia las delicias de mis clientes en nuestras conversaciones telefónicas.

El jueves ya lo dí todo, a punto de montar el numerito en la oficina, tuve que ausentarme unos minutos para ir a la calle a que me diera el aire, pues el mareo y mi nuevo loock a lo monster high lo precisaban.

A duras penas logré pasar la mañana. Cuando llegué a casa de mi madre, en lo único que podía pensar era en que me dejaran echar una siesta. Y vaya si la eché. No recuerdo el tiempo que hacia que no me pasaba 3 horas durmiendo por la tarde... mientras Cachorro hacia y deshacía por la casa.

Afortunadamente me quedé a dormir, con Cachorro, en casa de mis padres, y aquella mañana de viernes la fiebre hizo su aparición. En consecuencia no fui a trabajar, y gracias a que tengo una madre como la que tengo, pude estar todo el día en la cama intentando descansar, mientras ella cuidaba y peleaba con Cachorro, al que parecía hacerle mucha gracia que mamá estuviera mala.

Se quería meter todo el rato en la cama conmigo, pero no precisamente a darme mimos, que alguno también callo, si no a empujarme de ella para que me levantara y fuera a jugar con él.

Cuando realmente debió asimilar que era verdad que algo me pasaba fue cuando salió a la calle con la Yaya y yo me seguí quedando en la cama. Con una sonrisa y un adiós se despidió prometiéndome traer un regalito. -Hay que enseñarles desde pequeños...-

Y sí, si que hubo regalito un huevo kinder me trajeron, aunque claro... el regalo se lo quedó Cachorro (es un abusón)

Y con esta estampa maravillosa, también pasé la noche del viernes en casa de mis padres, que la verdad dónde va a estar una mejor que con su mami y su papi.... pues eso creo yo. Pero esta vez, sola, para poder recordar que se siente al dormir una noche del tirón (o eso se pretendía).

La verdad que eche muchisimo de menos a mi Cachorro, sus ruiditos en la noche, sus -MAMA BIBI!!! a las 3:00 a.m., sus -MAMA LEVANTA!!! A JUGAR!!!  a las 6:00 a.m. (mentira esto último ni un poquito)

Hasta la hora de comer no vinieron mis chicos a verme, y cuando llegaron, AY!!! como llegaron.....

No me hizo falta ninguna explicación, sólo con verle la cara a Cachorro ya sabía lo que pasaba. -Tiene fiebre verdad??

Papá: -No lo sé esta un poco raro.....

Mi pobre chiquitín se convirtió en un niño koala!!! cuando logré despegarmelo un poco, descubrí que tenía 39º de fiebre. Aissss que me dan los siete males!!!

No sé que componentes ocultos tendrá ese liquidito rosado que los mortales llaman Apiretal, que en menos de 5 minutos hizo de mi niño koala un niño juguetón, contento y activo. Y con este resurgir incluso pudo echar una siesta. Aunque eso sí con despertar horrible, pues el pobrete volvió a tener fiebre alta y vomitó la merienda. Nada grave, Apiretal seguía siendo nuestro amigo.

Y así hemos llegado hasta el domingo, tomando Api cada 4 horas y ganando poco a poco la batalla a la fiebre. No tanto a la diarrea, pero sí a los vómitos que no se han repetido. Pese a la coincidencia con mi enfermedad, sé que el caso de mi peque se debe a las muelas, y es que le están brotando 2 a la vez. (siempre se da esta patología cuando asoma un nuevo diente).

Por mi parte, sigo con los mismo síntomas, con fiebre, con la necesidad de plantearme si hablar o respirar, puesto que las dos cosas no las puedo hacer al tiempo... Pero sacando fuerzas ocultas para cuidar a mi cachorro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tu experiencia y opinión me interesan mucho por eso te animo a que escribas un comentario o si lo prefieres me mandes un e-mail contándome lo que consideres. Muchísimas gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...